La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito, el Toxoplasma gondii, que se transmite oralmente a través de las carnes crudas o mal cocidas que contengan los quistes; y los niños en general al ingerir los parásitos provenientes de cajas de arena, tierra o lugares donde hayan defecado los gatos. También por vía transplacentaria cuando las gestantes son portadoras de este agente contagioso.

Los reservorios o huéspedes definitivos de la toxoplasmosis —dice mi entrevistada— son los gatos, los cuales se contagian al comer aves y otros mamíferos, en especial roedores. El gato por su hábito de lamerse ingiere los parásitos y son los únicos animales que los albergan en el intestino y después los excretan con las heces durante 10 o 20 días. Los reservorios o huéspedes intermediarios del Toxoplasma gondii son las ovejas, cabras, roedores, cerdos, aves y otros.

¿Y a través del agua que bebemos? ¿O de persona a persona?

También a través del agua. La transmisión de persona a persona solo se produce en el útero, de madre a hijo. No existe la transmisión directa de una persona a otra.

¿Cuál es su periodo de incubación?

Puede oscilar entre 5 y 20 días, como promedio 10 o 12 días, y su transmisibilidad varía desde uno a cinco días.

¿Es alta o baja su incidencia en nuestro medio?

—No es alta, aunque está presente.

¿Cuáles son los síntomas y signos que nos pueden alertar de la presencia de este parásito, tanto en niños como adultos?

La mayoría de las infecciones por toxoplasma se adquieren en las primeras etapas de la vida y no se producen síntomas. En personas con los sistemas de defensa (inmunitarios) normales, la fase aguda de la enfermedad puede manifestarse por inflamación de los ganglios de la región cervical, fiebre y astenia (decaimiento). En personas inmunodeprimidas los órganos más afectados son el Sistema Nervioso Central y los ojos.

¿El parásito de la toxoplasmosis comporta algún riesgo en mujeres embarazadas?

Sí, en las mujeres que adquieren la infección por primera vez en el primer trimestre del embarazo puede provocar abortos, anomalías congénitas o infección generalizada en el recién nacido.

¿Qué procederes se emplean para establecer el diagnóstico?

Exámenes clínicos y de laboratorio para la identificación del agente infeccioso.

¿En qué consisten los tratamientos y cuánto duran como promedio?

Varían según los enfermos, ya sean niños, embarazadas, personas inmunodeprimidas u otras. Tienen un tiempo de duración de 4 a 6 semanas y generalmente se administra más de un medicamento.

¿Cuáles son las complicaciones más temidas de la toxoplasmosis?

Las cerebrales, la pérdida de visión ocular y las afectaciones de la embarazada y el feto.

¿Los pacientes infectados por este parásito, luego de curados tienen algún riesgo de reinfección?

Aunque no es muy común, sí se puede padecer una reactivación de la infección, sobre todo en personas inmunodeprimidas.

¿Cómo prevenir en el tema que abordamos?

La prevención se basa fundamentalmente en la aplicación de medidas higiénicas, sobre todo en el lavado de las manos después de manipular carne cruda y antes de consumir alimentos. Además, no se debe ingerir la carne cruda o semicocida. Desechar diariamente las heces de los gatos y la arena de las cajuelas donde defecan. Usar guantes durante las labores de jardinería y velar porque los niños se laven las manos antes de comer, principalmente si han estado en contacto con tierra.